lunes, 7 de abril de 2014

LA VIDA



Las gaviotas vuelan por encima de las aguas marinas, se elevan hacia lo alto satisfechas con sus logros de gaviotas; nacimiento, trabajo, alimento, comida, vida, muerte. Las gaviotas miran curiosas a los amantes raros. Los polos opuestos se atraen tanto como se pueden atraer dos cuerpos con pensamientos diferentes unidos en un punto entre los deseos y el afecto de querer ser uno = uno, ellos danzan y ríen. Los deseos de los amantes, las pequeñas perversiones signos símbolos secretos de dos. Y los caballos galopan, rápido, ligero, raudo, corriendo a saltos, largas larguísimas, extensas extensísimas praderas, subiendo y bajando tropezando a veces con obstáculos insalvables. Los caballos hacen su trabajo de caballos obteniendo consiguiendo los objetivos de caballos; nacen, trabajo, alimento, comida, vida, muerte. Los amantes se reencuentran, enamorado uno el otro excitado, ambos se necesitan;  deseo-sexo-amor, se tienen, se complementan, se desean, se contienen, son amigos, son amantes = se quieren, se necesitan = la duda  ¿quizá se aman?, Quizá... el tiempo mostrará la verdad. Y los humanos nacen, caminan, andan, se sientan, se paran, se levantan, se acuestan, se desean, se excitan, consuman su amor... caminan, no vuelan, corren pero no son caballos, son hombres son mujeres, cumplen sus objetivos; nacen, trabajo, alimento, comida, procrean, desean, viven... Los amantes se quieren, se entregan, son uno, deseo, deseo = clímax y conversan, ríen se abrazan, se acoplan, se unen, se hacen uno, son par, a la vez son diferentes, no se entienden... a pesar de las diferencias, a pesar de los inconvenientes sus cuerpos sus mentes sus seres se unen... y continúan... junto a sus sentimientos, a sus verdades, a sus mentiras... son amantes amantes amantes…