martes, 8 de abril de 2014

LA NOCHE SE VISTE COLORES



La noche se viste de colores, la luna ilumina desde su altura lejana espacial, observa, mira, sonríe, contenta, feliz, alegre al ver como se abrazan las sonrisas de los que aman la vida, a los enamorados de la tierra. La naturaleza tiene su mundo nocturno; los caracoles arrinconados descansan en su hábitat de siempre... ¿dónde dormirán las mariposas? nunca supe qué hacen ellas en la noche, será que sacuden sus colores esparciéndolos en la atmósfera y por eso existen las mariposas nocturnas de un solo color, ¿será esa tal vez su ropa de dormir? Y ¿qué soñarán los pajarillos enamorados acostados sobre las ramas en sus nidos de paja esperando el nacimiento de sus retoños? y las lagartijas dejarán de correr por los jardines mirando la luna o solo lo hacen si hay luz de sol. Y las flores se cierran protegiendo su sexualidad cuando el sol se oculta, saben que la temperatura ambiental y la intensidad de la luz impiden su polinización. Las Melandrium Album y la Silene nutans son las únicas que abren sus pétalos de colores en la noche, ¿será que les gustan los bailes nocturnos sobre las arenas costeras y desérticas? Y los niños se van a dormir con su realidad de niños, vestidos de niños, con sueños de niños, con sus pesadillas de niños, con su vida inocente de niños. Ellos si crecen dejan su inocencia, crecen sus cuerpos, aumentan sus necesidades nocturnas, aman bajo la luna, sobre las plantas, sobre las flores que florecen en la noche, sobre las otras flores que duermen en la noche, sobre los caracoles, sobre las arena, sobre la tierra, sobre la vida nocturna alumbrada por la luna y a veces, algunas veces, raras veces son felices y sueñan y disfrutan de la extensa noche...